Programa de Neuroinmunologia- IDIBAPS

¿Por qué estudiamos la vía visual en pacientes con EM y NO?

La vía visual incluye el conjunto de estructuras que van desde la retina a la corteza visual.

¿POR QUÉ ESTUDIAMOS LA VÍA VISUAL EN PACIENTES CON NEURITIS ÓPTICA?

En la Neuritis Óptica se produce inflamación del nervio óptico que es la estructura que comunica la retina con el cerebro. Estudiar la vía visual nos permite comprender el daño en el nervio y la repercusión en las estructuras que conecta (daño cerebral). La Tomografía de Coherencia Óptica nos permite estudiar la evolución de la neuritis y predecir la posibilidad de secuelas. La Espectroscopía Raman nos permite evaluar los cambios metabólicos que se producen en la retina como consecuencia de la neuritis y esto permite conocer el mecanismo de daño, clave para el diseño de nuevas terapias.

¿POR QUÉ ESTUDIAMOS LA VÍA VISUAL EN PACIENTES CON ESCLEROSIS MÚLTIPLE?

La vía visual se afecta frecuentemente en la Esclerosis Múltiple desde el inicio y en todas las formas de Esclerosis Múltiple así que evaluar la vía visual nos permite conocer el estado del cerebro en pacientes con Esclerosis Múltiple. Además, disponemos de pruebas sencillas y no invasivas para evaluar la función de esta vía visual como son la agudeza de alto y bajo contraste (linkar con figura 8 de galería), la visión en color (linkar con figura 9 de galería), y la campimetría (linkar con figura 11 de galería). También podemos estudiar la conducción de los nervios de toda la vía con los Potenciales Evocados Visuales (linkar con figura 12 de galería).

La retina es parte del Sistema Nervioso Central y como el cerebro, tiene neuronas que se comunican entre sí (entre las diferentes capas de la retina) y con el cerebro. Una de las ventajas que tiene la retina es que es muy accesible porque a través de la pupila podemos verla y esta oportunidad no la tenemos con el cerebro o la médula, estructuras alteradas típicamente en la Esclerosis Múltiple.

La Esclerosis Múltiple produce daño en las neuronas de la retina y se ha comprobado que existe una relación entre la atrofia de la retina y la atrofia del cerebro. Por lo tanto la retina nos permite tener una ventana hacia el cerebro. Además, en los últimos años, ha habido una auténtica revolución tecnológica para evaluar la retina. Disponemos de tecnología para ver la estructura de la retina como la Tomografía de Coherencia Optica (linkar con figura 4 de galería) y para estudiar su función como Electrorretinograma (linkar con figura 14 de galería) y Espectroscopía Raman (linkar con figura 16 de galería).

La vía visual y sus ventajas biológicas y tecnológicas nos permiten conocer mejor lo que pasa en la Esclerosis Múltiple y en la Neuritis Óptica y diseñar mejores tratamientos para ambas entidades.